viernes, 2 de noviembre de 2012

a buscar setas

Sabemos que nuestro blog es de viajes, pero en el post de hoy no hablaremos de una gran ciudad ni de un destino turístico que salga en las guías de viaje. No podíamos dejar pasar la oportunidad de hablaros de un viaje a…el monte y al fascinante mundo de las setas.


Ha sido una semana agotadora para nuestras piernas, al final hemos ido tres de los cinco días laborables que tiene la semana a buscarlas. El balance… ¡más que positivo!!


A nosotros, al contrario que el resto de mortales que van a buscar “bolets", no nos importa decir el sitio exacto donde vamos "de caza", lo confesamos, hemos ido al bosque. Hay algunos que van al mercado y otros al supermercado pero a nosotros nos gusta ir a por ellas, visitarlas en sus casas y eso que está tan de moda ahora, desalojarlas de su hábitat.

Suena mal y lo sabemos, pero ¿quién dijo que la vida de las setas fuera fácil?


Levantarte temprano o no, coger la cesta, el bastón, algún que otro tentempié y el famoso cuchillo. ¿Cuándo van a ponerse de acuerdo en si es mejor cortarla la pata o arrancarla de raíz?

En fin, nos encanta coger “rovellons i pinenques” aquí en Catalunya, níscalos en Castilla y las “brumoses o llanegues”, es decir, las pardillas. Conocemos algunas otras pero los níscalos son las que más te aportan, se esconden pero se encuentran, son de distintos tamaños y colores pero bonitas, algunas solitarias, otras más sociables que viven en grupo...sea como sea nunca hay que confundirlas con las “lleteroles”, que aparentemente son exactas pero al  girarlas puedes comprobar que les sale una leche blanca de debajo del sombrero.


Es otra formar de viajar, a lo mejor más personal, más individual, solo tú y el bosque. Pasear entre los árboles, respirar el aire limpio, pelearte con esa rama que te impide el camino por el que crees que obtendrás el trofeo y finalmente llega la recompensa… Allí está ella, escondida, húmeda y miedosa. ¡Por fin eres mía!


Ir a buscar setas tiene grandes beneficios; haces ejercicio, respiras aire puro, puedes disfrutar un rato de buena compañía y solo se nos ocurre un inconveniente, que al cerrar los ojos cuando te vas a dormir solo ves setas de todos las formas y colores.


En fin, los que conocéis este mundillo ya sabéis de lo que hablamos. Al resto os invitamos a adentraros en el fabuloso universo de las setas. Eso sí, los que no tengáis ni idea id con alguien que sepa o al menos enseñar vuestro tesoro a algún entendido, no vaya a ser que empecéis a ver dragones azules o, peor aún, que sea el último alimento que os llevéis a la boca. Por si acaso os adelantamos un consejo, si encontráis una que tiene un parecido asombroso con esa en la que se sentaba David el Gnomo ¡no la cojáis!, sabemos que es preciosa pero promete que acabaréis en una caja y bajo tierra antes de lo deseado.



2 comentarios:

descobrintotselsracons dijo...

Oita els boletaires!!!! Ben fet, es un gust trobar-ne ;) nosaltres tb ens agrada força... i despres una bona cassola o a la planxa!!!
A disfrutal-se que segur que ja us els heu cruspit...

Petunet

Núria


Jordi - Tamara dijo...

Hola Núria!!!
La verdad es que entre tantas escapadas al monte tenemos el congelador repleto de bolets...ahora toca disfrutarlas!!

Petons.