viernes, 6 de abril de 2012

Lo mejor de Bolivia

Nos despedimos de Bolivia. Sin duda es un país que nos ha sorprendido gratamente, no esperábamos que tuviera tanto por hacer ni tanta belleza natural que conocer: el salar de Uyuni, el Desierto de Dalí, las minas en Potosí, El amazonas boliviano, Sucre, la Carretera de la Muerte, el Huayna Potosí de 6.088m. y tantos otros paisajes que se han quedado grabados en nuestras retinas.

Es un país pobre, el más pobre de Suramérica y, a la vez, rico en recursos naturales y en patrimonio cultural. En general, la gente es más que amable y en muchos lugares se han portado de maravilla con nosotros.

Pero no todo es de color de rosa, también hay cosas que nos han incomodado y mucho. Hemos acabado un poco hartos de tener que regatear siempre por todo y de tener la sensación de que siempre intentan timarte. Y muchas veces nos sacaba de quicio el pasotismo de una gran parte de la población, gente que por no levantar el culo de la silla y dejar de mirar la televisión prefiere perder una venta, camareros que, aún estando el bar vacío, no te atienden ni en media hora por pura vagancia, policías corruptos que prefieren alienarse con los timadores e ignorar a los ciudadanos, mujeres que optan por tirarse por las calles a pedir dinero cuando en cada negocio cuelga el cartel de que se precisa personal y que, por si fuera poco, tienen a sus niños trabajando o pidiendo dinero por ellas. Son bastante vagos, esta es la realidad.

De todas formas, queremos aclarar que existen las excepciones. Es más, lo que escasea es el término medio, o son terriblemente pasotas o extremadamente amables, atentos y competentes en sus trabajos. Por suerte, nos hemos encontrado muchos de estos últimos que nos han hecho salir de las agencias, tiendas, hostales o restaurantes con una sonrisa en la boca.

Por si cabe alguna duda, nos ha encantado Bolivia, así que sí, os recomendamos escoger este país como destino vacacional: hermoso, las distancias son cortas, hay actividades para todos los gustos y, lo mejor, todo a un precio de risa.

Ah!! siempre llevad papel higiénico encima. No hay en bares, restaurantes ni en algunos hospedajes.


Os dejamos una canción que sonaba mucho en Bolivia.

2 comentarios:

Sandra dijo...

Veo que seguís disfrutando cada segundo... os sigo todas las semanas y me encanta leerte Tamara... mil besos...!!!

jordi-tamara dijo...

Ohh! gracias Sandra!!!! Así me gusta, que no nos pierdas la pista. Envíame un privado por facebook para saber cómo te va todo! Un besiño