domingo, 29 de abril de 2012

un poco de gastronomía peruana: cuy vivo, cuy chactado



Después del último post tan denso y culturizador, qué mejor que otro capítulo que ahora nos alimente el cuerpo y no la mente.

La gastronomía peruana es variada y rica. Destacan por encima de todo platos como el ceviche, la causa, el rocoto relleno, una salsa que nos vuelve locos, “la huancaína”, y, sobre todo, el cuy.

Este último es una especie de cobaya, un hámster enorme que crían en las casas para comerlo en fechas especiales. Es el conejo peruano.

cuy vivo
Nosotros lo probamos chactado y ésta es su presentación.

cuy muerto
Lo probamos una vez y no más, tiene poca carne y no es nada sabrosa. Es bonito para la foto.

El ceviche o cebiche, es un plato de pescado crudo aliñado con mucho limón, sal, cebolla y el indispensable ají, que lo convierte, si no tienes cuidado, en un plato muy picante. Aunque se puede comer en todo Perú, lo recomendable es comerlo a partir de Lima, y sobre todo en las zonas de playa del norte, donde estamos ahora.


La causa es un pastel de papas (patata) relleno de lo que sea, en esto caso fue relleno de pulpa de cangrejo pero hay de pollo, marisco, pescado, palta (aguacate)… muy rico y acompañado de salsas de ají. El ají para ellos es lo que para nosotros el pimiento, pero ellos tienen infinidad de formas, tamaños y sobre todo, picantes.


Otra cosa que nunca falta en la dieta peruana es la Inca Kola, un refresco de color radioactivo que tiene sabor a chicle. En teoría tiene gusto a hierba luisa y/o manzanilla. A ellos les encanta, es tanta su devoción por esta bebida que fue el único país del mundo en el que la Coca-Cola no se pudo imponer como líder de vendas y no le quedó otro remedio que comprar la marca peruana.


También tienen una variedad infinita de frutas que, cuando tenemos la ocasión, no desperdiciamos la oportunidad de probarlas. Impresionantes los zumos de maracuyá, mango, la lúcuma y sus aguacates que no se vuelven negros a los 5 segundos de abrirlos.

maracuyá sour
Otro alimento básico en su dieta es el maíz, o chicha como ellos lo llaman. Acompaña todos o casi todos sus platos y tienen distintos tipos, para freír, cocer o incluso para hacerla bebida como la chicha morada y la chicha de jora, que tiene alcohol porque se fermenta y es la llamada cerveza inca.

chicha morada
Seguiremos degustando sus platos, sobre todo Tamara, que a partir de ahora no dejará de comer pescado y mariscos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pobres bichejos... No sé si sería capaz de comerme un cuy. Vivo todavía es bonito, pero así espachurrado y tostadito... me quita el hambre. Lo podían promocionar al otro lado del Atlántico para reforzar la operación biquini!!

Los zumos ya son otra historia, ummm!!

Tamara, aprovecha ahora para comer y cenar pescado, jeje!!

Un beso a los dos desde Agramunt!!
(Mañana me llevo a la Ruperta de paseo)

Belén

Raul dijo...

Hola chicos!

hace tiempo que seguimos vuestras aventuras alrededor del mundo. He intentado buscar si teneis algún mail para poder escribiros con más calma y proponeros la participación en un proyecto que se está cuajando poco a poco y que podría interesaros (como viajeros y escritores)

Si quereis mandarme un mail a destinolos30@hotmail.com y os cuento más!

Seguir disfrutando!

jordi-tamara dijo...

Raúl!! Te hemos enviado un e-mail y estamos a la espera de tu respuesta que nos has dejado bien intrigados!
Mil gracias por seguirnos.
Un abrazo.

jackson muñoz dijo...

He leído los 10 capítulos de sus relatos sobre Perú en Viajeros.com, y sólo tengo elogios para ustedes: excelente la forma en que cuentan sus vivencias y excelente el contenido.

Para despedirme sólo quiero hacer gala de una manía que tengo por corregir información. La gaseosa que tenía sabor a Hierba Luisa era una que existió hace más de 30 años y que se llamaba Pasteurina. Mucha gente local la confunde con Inca Kola por el color similar.

El sabor de Inca Kola es de un "Cocktail de Frutas", lo que quiera que signifique eso. Saludos. ;)

Jordi - Tamara dijo...

Hola Jackson!!

Mil gracias por leernos, nos encanta tener gente nueva que nos visita!!!

Ya nos parecía raro que la Inka Kola tuviera sabor a hierba luísa... nosotros no se lo sacábamos por ningún lado pero es lo que nos dijeron unos amigos en Perú! Lo cierto es que sabe a chicle, jejeje.

Un abrazo!