martes, 14 de agosto de 2012

Amarillo y cadillacs enterrados


Escribimos sobre Amarillo porque tenemos algunas fotos que queremos colgar pero si no, sin ninguna duda, podríamos saltarnos esta ciudad.


el calor nos sigue machacando
Antes de llegar a casa de nuestro CS decidimos ir a ver a los Cadillacs enterrados. En una explanada sin nada alrededor hay como 7 o 8 coches enterrados. La gracia es que si estás de suerte tienes la posibilidad de tunear el coche a tu modo con sprays.



La aventura en Amarillo no terminó aquí, ya se sabe que cuando viajas no todo sale a la perfección. Nuestro CS era un personaje de cuidado, no habló casi nada durante el rato que estuvimos con él, Tamara casi no pegó ojo en toda la noche porque se pensaba que la iba a cortar en pedacitos.


Lo mejor fue que a la mañana siguiente, al tener tantas horas muertas, nos pusimos a buscar sitios para desayunar y fuimos a parar a la que se supone que es la mejor parada en todos los EE.UU. para comer donuts. Flipamos con ellos, ¡se tiene que ir sí o sí!!



Ahora toca seguir nuestro viaje para el estado de Nuevo México, a ver si hay más suerte que en Texas.

1 comentario:

GPSNET dijo...

Ya os lo dijimos de Texas...!! :)