lunes, 6 de agosto de 2012

comenzando la Ruta 66


Salimos de Chicago pronto por la mañana. Paradita para rellenar el depósito y vuelta a la carretera. La gasolina está a menos de 1€ el litro, ahora entendemos el motivo de tantas luchas y guerras por ocupar territorios para poder mantener el precio del petróleo por los suelos. También comprendemos porqué los americanos pueden conducir sus monstruosos coches, todos van con pick ups, jeeps o autos de mucha cilindrada.


El comienzo de la ruta no pudo ser mejor. En la gasolinera Ambler’s-Becker’s Texaco, una estación de servicio abierta en los 40’ y que sirve de punto de bienvenida a la mítica ruta, conocimos a Jorge y Jessica, una pareja de Barcelona que al volante de su flamante Chevrolette Camaro de alquiler está haciendo la ruta 66. Son sus esperadas vacaciones, tres semanas para recorrer el país. Estuvimos un buen rato hablando con ellos, fue una verdadera pena no coincidir más rato. Si llegamos a tiempo estamos invitados a su boda en Las Vegas, será complicado, a ver qué podemos hacer!!!



La mejor parte es que nos dejaron probar el Camaro, no tenemos el carné pero valió la pena arriesgarse, a lo mejor nunca más tenemos la oportunidad. Aunque la verdad, para qué negarlo, el coche nos quedaba de vicio!!!


Si no nos vemos por el camino, una cervecita a la vuelta pareja.


nuestro dodge caravan
Seguimos rumbo a St. Louis por la histórica ruta 66 pasando por todos los puntos míticos. El Hall de la fama y museo de Pontiac, el carruaje de Lincoln y el Bunyon Giant, también conocido como ”tall Paul”, en Atlanta.




Llegamos ya de noche a St. Louis a casa de Sage, una chica requetesimpática que nos recibió como a reyes a pesar de que solo íbamos a hacer noche.

La ciudad no tiene nada del otro mundo, un arco enorme que con el viento se tambalea y al que puedes subir pagando 10$ y su famoso equipo de béisbol, los Cardinals.



1 comentario:

Xevi F. dijo...

A veure verdeeee!!!! EStaves acollonido amb el cotxe vermell!!! Per què no li donaves gas... si no passava ningú per aquells carrers!!!! El mégane corre molt més i és més comfortable!!!