lunes, 19 de marzo de 2012

Sucre, la blanca


Sucre, ciudad declarada Patrimonio Cultural por la UNESCO en 1991 y capital constitucional de Bolivia. Ha tenido varios nombres, hasta el 1538 se llamaba “Charcas”, nombre que se encargaron de cambiar los españoles durante la Colonia transformándolo en “Villa de la Plata de la Nuevo Toledo” (cortito eh???), y no fue hasta la declaración de la República, en 1825, cuando pasó a llamarse Sucre, en honor al libertador Antonio José de Sucre. Es una ciudad blanca, que a ratos puede recordar a Andalucía, con casas coloniales y una estremecedora vida en las calles de sus habitantes. Los gringos también son un factor diferencial, creemos que es la ciudad en la que hemos estado hasta el momento con más turistas por metro cuadrado. También, como consecuencia, está repleta de bares y restaurantes para gringos, si te asomas no verás más que cabezas rubias y no esperes escuchar ni una palabra en castellano.




Gringos aparta, es una ciudad en la que vale la pena pasar al menos un par de días, nosotros nos acabamos quedando cuatro pero esto lo explicaremos más tarde. En realidad la recorres rápido porque es bastante pequeña, no llega a los 216.000 habitantes, y especialmente el centro es reducido. Mires donde mires verás una iglesia, sin embargo visitarlas es harto complicado porque no existen horarios de apertura, vaya que es pura suerte que puedas entrar a la que quieres. La Catedral, situada en la Plaza 25 de Mayo, tiene una fachada maravillosa, pero durante los cuatro días que estuvimos permaneció cerrada. Estábamos muy interesados en entrar al Convento de San Felipe Neri porque desde el tejado dicen que se tienen las mejores vistas de la ciudad; fue misión imposible. Son peculiaridades de este país que a los extranjeros nos cuesta entender, porque la entrada a estas iglesias no es gratuita, así que no nos cabe en la cabeza que no pongan más interés a la hora de abrirlas al público.





Lo mejor de Sucre es subir hasta el mirador de La Recoleta para conseguir unas buenas vistas de la ciudad.




Como estuvimos un domingo en Sucre, aprovechamos para ir al famoso mercado de artesanías de Tarabuco, del que afirman que es el más grande del país. Tarabuco es un pueblo que queda a una hora larga desde Sucre y donde, además de artesanías, se puede ver una estatua en su plaza que habla por sí sola. Mirad la foto con  atención y lo comprenderéis, es un soldado boliviano que ha arrancado el corazón a un soldado español y se lo está comiendo. Preciosa ¿no?!!






¿Os gustan nuestros nuevos jerseys de lana de alpaca y nuestros gorros de llamas y cactus???


Nuestro tiempo restante en Sucre lo dedicamos a pasear, a recorrer y comer en el Mercado Central que tiene mucha chicha, a comer muchas salteñas (son deliciosas, parecidas a las empanadas argentinas solo que el interior es muy líquido porque llevan caldo y con un toque picante) y, por supuesto, a hacer planes para nuestro próximo destino.





soplando, a ver si se mueve...
El martes recogimos nuestro equipaje y nos fuimos a la terminal de buses para viajar hasta La Paz. Nuestro bus salía a las 19 hs y 12 horas más tarde teníamos que llegar a la capital. Esa era la teoría, la práctica fue que nuestro maravilloso bus de la compañía “Trans Copacabana” nos dejó tirados a 200 km de Sucre, en mitad de la nada. Al principio los conductores nos vendieron la moto de que en 2 horas vendría un bus de la misma compañía a recogernos y seguiríamos rumbo La Paz. Por supuesto era mentira. Muchos de los pasajeros, desesperados, se montaban en cualquiera de los buses que pasaban, todos con destino Oruro, pagaban por no tener asiento (esto es Bolivia, así que puedes hacer cientos de kilómetros sentado de mala manera en el pasillo) Nosotros, junto con una decena de personas más, decidimos quedarnos y esperar a que pasara un bus en dirección contraria que nos llevara de vuelta a Sucre y así poder reclamar el billete. El bus se rompió a las 22:30 hs y hasta las 6 am no pasaba ningún bus con destino Sucre, es decir, que pasamos una noche durmiendo congelados en un bus averiado y a las 8 am llegamos de vuelta al punto de salida. Tristísimo. Por supuesto, nos devolvieron el importe total y nos fuimos a otra compañía a comprar un nuevo billete. Lamentablemente los buses a La Paz solo salen por la tarde-noche, así que pasamos un día más en Sucre, como trapos por el cansancio, haciendo tiempo en Internet hasta que volvimos a la estación. En esta ocasión todo salió perfecto, el bus llegó a la hora en punto a La Paz sin ningún contratiempo.

3 comentarios:

ALBERTO. dijo...

¡IMPRESIONANTE LA ESCULTURA DEL "SOLDADO BOLIVIANO"! ¿Os imagináis que hubiera aquí algo parecido con un nativo suramericano? Es todo muy bonito, pero...¡qué suerte tenemos de vivir en un país civilizado! (aunque a veces no lo parezca). Estoy pensando en niños que pasan por la calle viendo la bonita escultura y me puedo imaginar el cariño que se les desarrolla a la "madre patria". Así se entienden algunos comentarios de Evo Morales.

En fin, el resto de las fotos, preciosas y los comentarios estupendos como siempre.

jordi-tamara dijo...

Jajaja, sí, la escultura te deja con la boca abierta. Es cierto que la Colonia les saqueó y anuló de lo lindo pero ha llovido tanto desde aquellas..., a veces nos da la sensación de que en algunas cosas no hayan querido superarlo y vivan un poco de quejarse del pasado. Aunque también hay que admitir que los gobiernos que han tenido no les han ayudado mucho que digamos...
Besos a toda la familia.

Cecilia dijo...

Alberto, ¿de dónde sacás que España es la "madre patria" de Bolivia?


España no es más que la "metrópoli" de la cual éramos colonia, la cual llevó a cabo el genocidio de nuestros pueblos originarios, destruyó nuestras civilizaciones, sumió a nuestros pueblos en la pobreza, extrajo nuestras riquezas naturales, y pasada nuestras independencias, cuando los pueblos españoles estaban muriendo de hambre y guerra, los acogimos.

Sólo para que cuando nosotros migráramos a España, nos llaméis "sudacas" y nos rechacéis. Y en un blog como éste, con total desfachatez digan que Bolivia no es un país civilizado.


Por otro lado...¿por qué habría una escultura parecida de un nativo suramericano en España?

¿Acaso España tiene que denunciar a los pueblos suramericanos de haberla invadido,atacado y saqueado?

¿Pero es que acaso no fuiste a la escuela? ¿Acaso no recibiste educación en tu país "civilizado"?