lunes, 2 de julio de 2012

habaneando...



Hemos dado muchas vuelta a cómo contaros nuestro viaje por Cuba. No es posible hablaros de La Habana, Viñales, Trinidad o cualquier otro lugar por el que hayamos pasado y no tocar la situación política, así que intentaremos entrelazar todas las ideas para daros la visión más fiel posible de la complicada realidad de este país.



Nuestro viaje comenzó por La Habana, tres días en la capital nos sirvieron para tomar contacto con Cuba, los cubanos, su historia y su presente. En Cuba solo hay dos tipos de alojamientos legales, los hoteles, que son caros y por lo que dicen no demasiado buenos en relación a su precio y las casas de huéspedes, es decir, casas que la gente ha habilitado para poder recibir a gente. Son casas legales porque sus dueños tienen que pagar al gobierno un impuesto de 150 CUC mensuales por cada habitación que tienen habilitada para rentar, independientemente de si tienen huéspedes o no. Teniendo en cuenta que el salario medio en Cuba es de 20 CUC al mes, esta cantidad es muy elevada.




Nosotros por un contacto fuimos a parar a Centro Habana a casa de un particular, que no es legal y del que guardaremos el anonimato por su seguridad. Si a alguien le interesa le podemos pasar el contacto por privado. Las casas legales que habíamos ojeado por Internet antes de llegar a Cuba rondaban los 20-30 CUC por noche, así que el presupuesto se nos disparaba para casi veinte días. La casa ilegal en la que nos quedamos nos costaba 15 CUC.
A la llegada al aeropuerto te das cuenta del país al que has llegado, los controles son continuos y más a los cubanos. Depende a la hora que se llega es mejor coger un taxi que te lleva al centro de La Habana por unos 20 – 25 CUC.



Ya que empezamos a hablar de dinero es mejor comenzar por el principio. En Cuba existen dos monedas oficiales; el CUC o moneda convertible y la moneda nacional. Al cambio 1 CUC son 24 MN y 1€ son 1,20 CUC. Al turista le intentan vender que solo le está permitido moverse por la isla en CUC pero no es así, en el caso de los alojamientos y los sitios turísticos es cierto pero si te mueves un poco y cambias algo a MN puedes ahorrar mucho dinero, sobre todo en comida. Un ejemplo, nosotros para cenar compramos cada día fruta; mango, piña, plátano, todo por menos de 1 €.


la vida en las calles
Solo dedicamos tres días a La Habana porque teníamos claro que volveríamos dos días antes de nuestro vuelo para pasar en total cinco días en la capital. Estos tres días iniciales fueron suficientes para visitar lo principal, Centro Habana, la Habana Vieja, el Malecón, la Plaza de la Revolución, el Capitolio y el Vedado.



Es verdad que la ciudad está medio en ruinas, para que nos entendamos, los edificios son espectaculares, coloridos, con techos altísimos y de corte colonial pero parece que se vayan a derrumbar de un momento a otro. A nosotros nos ha encantado, pero los cubanos hablan de La Habana con nostalgia, recuerdan tiempos de gloria de la capital y se entristecen al pensar en el giro que han dado las cosas. Los que conocieron La Habana en la época del capitalismo, cuando aún estaba Batista antes de que triunfara la Revolución en el 59, dicen que les vienen lágrimas en los ojos cuando la ven ahora. No nos malinterpretéis, tampoco echan de menos a Batista, fue un dictador que también hizo mucho daño a Cuba, pero recuerdan que La Habana era otra. Las calles repletas de comercios,  limpias, la gente alegre, festejando por las noches hasta la madrugada, los habaneros elegantes independientemente de su clase social. Dicen que de noche no podías diferenciar a una mujer que trabajara de limpiadora a otra que fuera de clase alta porque ambas se ponían sus tacones, vestidos, perfumes y collares.


Es cierto que el encanto de La Habana queda empañado por el acoso constante que sufren los turistas. No es una ciudad peligrosa, es mucho más segura que cualquier ciudad de Latino América e incluso tienes muchas menos posibilidades de que te roben que en Madrid o Barcelona. Sin embargo, aquí no te atracan pero si te roban con la palabra. Vamos, que en cada esquina hay un timador. El truco más recurrente es el del supuesto festival de salsa que está teniendo lugar en algún local de la ciudad y que por supuesto es una farsa. El timador o “jinetero”, como se llaman aquí, trabaja a medias con los del bar y te van trayendo mojitos mientras esperas a que comience el espectáculo que después tienes que pagar a precio de oro y encima te vienen con el cuento de que el festival se ha suspendido.


Por supuesto, también tienes que andarte con ojo con los falsos Cohiba que te ofrecen cada dos pasos a precio de risa y siempre el argumento es que tienen un primo, tía, vecino que trabaja en la fábrica y se los regalan. Lo cierto es que el aspecto de la caja y los puros es bastante real pero por dentro no tienen tabaco sino plátano seco.

nunca cayó una bomba...

Lo peor es que el mercado negro no solo afecta a los turistas, también los propios cubanos se engañan entre ellos. Nos dijeron que se las ven y se las desean a la hora de comprar café, porque lo empaquetan y sellan como si fuera original y lo venden incluso en las tiendas, pero es tan falso que a algunos hasta les han estallado las cafeteras. Vamos, que no se pueden fiar ni del vecino.


La prostitución, femenina y masculina, también sigue siendo lamentablemente una de las formas recurrentes de ganarse la vida. Están las famosas “jineteras”, mujeres jóvenes que se acuestan con hombres ricos extranjeros, sobre todo viejos, buscando una mayor calidad de vida e incluso un posible pasaporte gracias al matrimonio.


pescadores en el malecón
Cuando eres el turista es fácil criticarlos, tildarlos de vagos y mangantes. En cuanto pasas un par de días en Cuba y conversas con la gente comienzas no a defenderlos pero sí a comprenderlos. Aunque penséis que no es posible, nosotros hemos hablado mucho de política con los cubanos y nos han contado cosas muy interesantes y muy duras de la Revolución de Fidel, por eso en nuestros post de Cuba no daremos ningún nombre propio porque puede ser peligroso para los involucrados.


Para comenzar, aún existen las famosas cartillas de racionamiento, cada cubano recibe la suya en cuanto nace. El problema es que con eso no hacen nada, equivale a unos 2 kg de arroz, azúcar, sal, una cantidad ínfima de aceite y si eres menor de 7 años leche. El resto de la comida la tienen que comprar en CUC y el sueldo medio, como ya dijimos, es de unos 15-20 CUC mensuales. Os podemos asegurar que con eso es imposible subsistir porque la carne es carísima. La otra opción es que se compren comida en los puestecillos del estado que se pagan en MN, la variedad es: pizzeta (10 MN), pan con queso, tortilla, hamburguesa o jamón (unos 6 MN) y poco más. Hay productos que son especialmente caros, como la leche que el litro vale un mínimo de 2,60 CUC; para un salario normal en España sería un abuso.

plaza de la revolución
Camilo Cienfuegos
el Che
El salario más elevado en Cuba es el de los médicos y tan solo ganan unos 35 CUC al mes. Si le preguntas a un cubano por la sanidad pública, que en teoría es de las mejores del mundo, se ríe en tu cara. Nos dijeron que la descripción más lograda de un hospital es la de un hospital de campaña, no hay de nada, tan siquiera productos higiénicos para limpiarlo por lo que están sucios. Los médicos sí que están muy bien formados pero no disponen del material necesario para desempeñar su profesión. Dicen que un ejemplo normal es que llegues con una fractura en el brazo y te digan que te vayas a tu casa tal cuál porque no hay yeso ni pueden hacerte una radiografía.


Lo más criticado es la llamada “operación milagro”. Resulta que en Venezuela no disponen de los medios para realizar una operación tan simple como es la de las cataratas en los ojos, así que Cuba les cubre a los venezolanos todos los gastos de desplazamiento, hospedaje y la operación en la isla, sin listas de espera. Mientras tanto los cubanos llevan en listas de espera hasta 10 años para esta misma operación. Vergonzoso, ¿verdad? Pues hay más, Cuba presume de donar hospitales (que no tiene para sus ciudadanos) a Bolivia así como de tener miles de médicos cubanos trabajando en Venezuela y Bolivia. ¿Qué recibe a cambio? En el caso de Venezuela, Chávez se supone que les paga con petróleo pero ¿y Evo?, no se sabe.


plaza vieja
La educación es pública desde la primaria hasta la Universidad pero, como dicen los cubanos, es gratis entre comillas. Cuando acabas los estudios universitarios estás obligado a trabajar para la Revolución durante un mínimo de dos años, es decir, que si te sale una beca para irte al extranjero o un trabajo fuera no puedes aceptarlo hasta que no hayas cumplido tu servicio mínimo. En el caso de los médicos es aún peor, si piden irse al extranjero tienen que renunciar a su título y después de firmar la renuncia tienen que quedarse cinco años más en el país hasta que se les permite abandonar Cuba.


Hablar abiertamente en contra del Socialismo es penado con cárcel, así como poseer material “subversivo”. Aunque no está escrito, está prohibido reunirse, al menos en grupos que se consideren numerosos. Dicen que hay mucha más policía secreta que normal, en realidad, es uno de los países en los que menos policías se ven, al menos de uniforme.

los niños siguen jugando en las calles

Aunque un cubano posea dinero no le sirve para mucho, porque no hay nada en lo que lo pueda invertir. Hace apenas unos meses que se les permite comprar una casa, antes solo se podía permutar, pero aún no es legal comprarse coches. No hay tecnología, ni electrodomésticos, ni variedad de ropa. Y, lo peor de todo, tampoco pueden viajar a no ser que tengan una carta de invitación del país al que lleguen. Eso no es tan fácil como parece, significa que, por ejemplo, un conocido o familiar en España tiene que ir a la embajada de Cuba en Madrid y pagar unos 150 USD y firmar un documento conforme se hacen responsables de que esa persona cubana va a España con fines de turismo y no para quedarse. Además, cuando esa carta llega a Cuba, el interesado tiene que pasar una entrevista en la embajada de España y pagar también los 150 USD. Si no le aceptan, ambas partes pierden todo el dinero y esfuerzo invertidos.

Capitolio
Podríamos seguir relatando injusticias hasta la saciedad pero mejor dosificarlas porque tanta información desagradable es difícil de asimilar.

Aún así los cubanos trasmiten alegría, buen rollo y, aunque cueste creerlo, son positivos. Dicen que se han pasado demasiados años esperando que Fidel la palme, pero de este personaje hablaremos largo y tendido en otra ocasión porque merece un post solo para él. Desde que Raúl tomó el poder han notado ciertas mejorías, insignificancias si lo miras desde fuera, pero pequeños cambios que traen aires de esperanza. Ahora los cubanos pueden abrir sus propios negocios, comienza así la inversión privada, pueden usar los hoteles (si es que tuvieran el dinero para pagarlos pero al menos se les reconoce el derecho porque hasta ahora se les prohibía el paso), dice que no se puede echar la culpa de todos los males al Imperialismo, como hacía Fidel, sino que los fallos son internos. Además, la hija de Raúl, Mariela, es una firme defensora de la comunidad homosexual que hasta el momento eran tratados como enfermos mentales.


A nosotros todo esto no nos impresiona mucho, mientras que no haya libertad de expresión, mientras que siga existiendo una dictadura, no habrá tal mejora, solo la misma situación con un poco de maquillaje.

4 comentarios:

Panecillo dijo...

Hola!
veo q en general parece q la pasaron bien por Cubita! me alegro! Y los análisis q hacen sobre la situación allí me parecen bastante acertados, amén de los matices.. ;)
Muchas gracias por el placer de seguir leyendo vuestras historias!! esperamos más! y el post aparte sobre Fidel puede ser muy divertido! (o deprimente y escalofriante..)
saludos desde Montreal!! ale!

Jordi - Tamara dijo...

que pena que no hubiéramos visto antes tu comentario... justo mañana nosotros nos vamos de Montreal. Esta ciudad es alucinante, disfruta del festival de Jazz.

A ver si te siguen gustando los post e impresiones de tu Cuba!

Un abrazo

Xevi F. dijo...

Hola parelleta!!!! Després de dies de desconnexió heu tornat amb moltes ganes!!!! Com sempre molt interessant els posts... aquest no és que ens vingui de nou la situació a Cuba, però hi ha algunes coses que et fan pensar moltíssim!!!! Que injust que per culpa d'uns farsants de dirigents polítics (si se'n poden dir així) la gent no pugui accedir els seus drets bàsics!!!! Que trist la veritat!!!! Bé, canviem de tema, pel que veiem ja sou a Canadà! Quina passada!!!! Nosaltres benne, aquesta setmana de cursets de formació els dos (un a bcn i l'altre a Granollers) ampliant els nostres coneixements!!!!! Estem en contacte guapuuuusss!!!! Se us estima!!! Abraçades de + de 5 segons a dojo!!! gogogooggoogogo! Noe&xevi

Anónimo dijo...

Valla cuanto tiempo habeis estado? No mucho no? Habeis hablado con los que se os han acercado verdad? Seguro que los que os han contado estas historias querian sacaros algo? Dice un refran que de lo que te cuenten no te creas na y de lo que veas la mitad...